¿Fruta o zumo de frutas en la dieta de nuestros hijos?

Generalmente como madre uno se preocupa de todo especialmente en la nutrición de nuestro pequeño y seguro te haz preguntado ¿Qué es mejor, la fruta o el zumo (jugo)? o ¿cuál es el más nutritivo?

La realidad es que cada uno tiene sus ventajas y desventajas. Por eso es muy importante que te informes, te podemos decir que la fruta entera se conserva mejor y por más tiempo todas sus vitaminas, ya que éstas tienden a oxidarse en contacto con el aire y con el cambio de temperatura, por lo que siempre hay pérdida del valor vitamínico en los zumos (jugos).

Otro factor que se pierde en los zumos (jugos) es la fibra insoluble de las frutas presente en sus cáscaras (piel). Esta fibra es importante ya  que ayuda a mantener una buena salud intestinal, incentiva los movimientos peristálticos haciendo que la digestión sea más fácil y evita el estreñimiento gracias a los movimientos y también al hecho de darle mayor volumen a las heces.

Taller de jugos para niños

En cuanto a  las cáscaras (piel) de algunas frutas como la manzana, bagazo de naranja, melocotón, pera, mango, etc., también se encuentran algunos minerales, vitaminas y antioxidantes que normalmente son desechados.

Los zumos (jugos) también presentan ciertas características útiles: Sus colores y aromas vistosos, aunados al hecho de poder ofrecerlo a los niños en presentaciones divertidas (vasos de sus dibujos animados favoritos, uso de sorbetes, copas coloridas) pueden incrementar su aceptación en niños difíciles de comer.

Los Mejores 10 Alimentos Para Acelerar El Crecimiento

Lo que debemos rescatar en los zumos, es que las calorías y algunas vitaminas de las frutas están más concentradas. Un vaso de zumo de naranja para un niño puede tener unas tres naranjas exprimidas. Sería muy difícil que el niño se coma tres naranjas enteras.

zumo natural para niños

Los zumos también permiten mezclar diferentes frutas y ofrecerles a los pequeños un súper-concentrado vitamínico muy completo y rico. Y sobre todo no tendrá problema, ya que se lo beberá rápido y no se aburrirá en masticar; además nos evitamos la tensión de tener que decirle ¡¡¡come apúrate!!! se te puede negrear la fruta. Ya que algunas frutas se ponen de un color desagradable y los niños no suelen comer las frutas en ese estado.

Algo muy importante y necesario de acotar, es que los zumos deben ser preparados y consumidos de inmediato, ya que la exposición al oxígeno malogra sus propiedades.

Leave a comment