Inicio Parenting Vulvovaginitis: un problema que padecen algunas niñas

Vulvovaginitis: un problema que padecen algunas niñas

0
Vulvovaginitis: un problema que padecen algunas niñas

Para entender el problema que ocasiona la vulvovaginitis o secreción vaginal, tenemos que decir que esta anomalía produce una infección en los órganos genitales externos y de la vagina. Es decir, se produce una inflamación en la mucosa vulvar y en la zona vaginal.

En muchos casos los malos hábitos de higiene pueden provocar el problema de la vulvovaginitis; niñas de entre 4 y 10 años son bastante vulnerables a adquirir esta infección debido a los malos hábitos higiénicos que realizan luego de defecar.

Es muy común dejar que nuestras hijas vayan al baño solas; es en ese momento cuando muchas niñas descuidan su salud e higiene y son más vulnerables a adquirir la vulvovaginitis. 

Mira este vídeo sobre: Infecciones vaginales en las niñas Dra Rosa Castellon

Síntomas más comunes de la vulvovaginitis

  • Recuerda que la secreción vaginal constante en las niñas es algo anormal y por ello puede ser un síntoma de vulvoganitis.
  • Las recién nacidas pueden tener una secreción vaginal debido a los estrógenos procedentes de la madre. Estas secreciones suelen desaparecer en el transcurso de las primeras dos semanas de vida.
  • La secreción vaginal puede tener un color amarillento, grisáceo, verdoso o incluso poder percibir el color de la sangre.
  • El picor constante y una secreción vaginal con un olor fuerte es un síntoma a tomar en cuenta.
  • Apreciar una vulva irritada y notar que a la niña siente un escozor constante.
  • Enrrojecimiento en la zona de los labios vaginales.
  • Nuestras niñas pueden percibir un ardor al orinar.
  • Muchas niñas evitan ponerse su ropa interior para evitar el constante picor.

La experiencia nos dice que debemos estar al pendiente de nuestras niñas, ya que como se distraen fácilmente, en muchas ocasiones ellas por ver la tv o jugar aguantan la orina y llegan con las justas al baño y manchan su ropa interior, esto puede ocasionar también el inicio de una inflación que puede terminar en vulvovaginitis. 

Principales causas de la vulvovaginitis

  • Muchos jabones comerciales poseen mucha cantidad de alcohol y perfumes; esto puede provocar irritación en la zona vaginal, es por ello muy recomendable usar jabones más suaves. El jabón de glicerina es excelente para la piel de las niñas.
  • El himen delgado también puede ser una de las consecuencias por las que la niña puede adquirir esta infección.
  • Mucosa vulvo-vaginal frágil y sin defensas es motivo más que suficiente para estar pendiente y alerta a cualquier tipo de infección.
  • Bajo PH de su flora vaginal; en estos casos las niñas son muy propensas a tener infecciones. Los fármacos suelen debilitar las defenzas; incluso un simple jarabe para la tos puede debilitar el nivel de PH en la flora vaginal.
  • Una higiene incorrecta es el mayor transmisor de infecciones en la zona vaginal, es por ello que siempre debemos recordar a nuestras hijas el buen uso los materiales de limpieza en las zonas íntimas y el correcto sistema de limpieza luego de la defecación.

Qué puedo hacer para prevenir a mi hija de estas infecciones vaginales

  • Es fundamental enseñar y recordar a nuestras hijas la importancia de la higiene y el sistema más recomendable para el aseo de las zonas más sensibles e íntimas.
  • Se recomienda también el uso de prendas de algodón en las zonas íntimas.
  • Las zonas íntimas son muy delicadas en las niñas y por ello muchas madres suelen utilizar talco después del baño de nuestras hijas; en estos casos para prevenir infecciones, es mejor no utilizar talco y por el contrario es muy recomendable secar bien las zonas más vulnerables a infecciones. Para ellos es recomendable secar la zona vaginal con papel higiénico y no con la toalla.
  • Evitar colocar pantalones muy ajustados y mayas a nuestras hijas; esto puede presionar la ropa interior y provocar el roce constante de la prenda con la zona vaginal.

Cuándo acudir a una consulta médica

Antes que nada, nuestro deber como padres es estar siempre pendientes de nuestros hijos, nunca está de más revisarles el cuerpo constantemente; empezar por la cabeza y terminar en los pies si es necesario. Prevenir es mejor que lamentar.

Es recomendable llevarla al pediatra y que ellos determinen el tratamiento. Recuerden que es diferente una infección vaginal en mujeres mayores que en niñas, por lo general el médico le aplicará una crema. Es siempre necesario acudir a un especialista para ver cuál es el mejor tratamiento que pueda solucionar el problema infeccioso. Por ningún motivo administrar medicamentos sin previa consulta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here