Inicio Alimentación Estoy amamantando y tengo poca leche

Estoy amamantando y tengo poca leche

0
Estoy amamantando y tengo poca leche

El amamantamiento es esperado por las madres, es un momento de una conexión única con el bebito, pero a veces puede resultar un poco complicado el inicio. Suele pasar que no sea sencillo el comienzo y es muy común tener algunos problemas a la hora de amamantar a un recién nacido.

Uno de los inconvenientes con los que muchas madres se enfrentan es la escases de leche.

Hay quienes dicen que eso no sucede jamás. Yo creo que sí sucede. No es científico mi aporte, pero lo he padecido parcialmente y lo he visto en otras mamás así que me animo a afirmar que puede pasar que una madre “se quede sin leche”.

Es fundamental consultar al médico en cada caso en particular y es importante conocer algunos factores simples que inciden en la producción de leche materna para evitar mayores trastornos.

Descanso. Si bien es imposible en esta etapa dormir 8 horas de corrido, hay que hacer todo lo posible por descansar cuando el bebé duerme o cuando alguien más puede encargarse de atenderlo.

Hidratación. Es aconsejable beber aproximadamente 4 litros de agua por día, al menos durante las primeras semanas posteriores al nacimiento. Si se ingieren otras bebidas, no se suman a esta cantidad, es decir, hay que tomar además los 4 litros de agua.

Alimentación. Comer comidas sanas y nutritivas. Evitar picantes, coles y comidas ricas en grasas.

Succión. Cuanto más succiona el bebe el pecho, más posibilidades hay de incrementar la producción de leche materna. En este punto puede ayudar un sacaleche manual, o eléctrico.

Calor. Para fomentar la producción de leche se puede aplicar calor en las mamas, mediante paños y ducha de agua caliente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here