Inicio Parenting ¿Es bueno mandar a mi hijo al jardín maternal?

¿Es bueno mandar a mi hijo al jardín maternal?

0
¿Es bueno mandar a mi hijo al jardín maternal?

¿Le apuntamos a la guardería?

La gran disyuntiva de mandar o no a los hijos al jardín maternal, se le presenta a todas las madres actualmente, principalmente a las que tienen un trabajo fuera de casa.

Todas las planificaciones previas a la llegada del primer hijo, pueden caducar antes de ser puestas en práctica. Podemos hacer muchos planes, pero usualmente los sentimientos no conocen de tanta organización anticipada, y se escapan de nuestras manos, así que probablemente llegado el momento tengamos serias dudas respecto de dejar a nuestro bebé en una guardería o jardín maternal.

Cabe la aclaración, no es lo mismo una guardería que un jardín maternal. La guardería es un lugar en el que los niños reciben cuidados, tienen un espacio de juego, comida, siesta, etc. pero no se sigue un programa curricular. Los jardines maternales, en cambio, tienen un plan pedagógico que generalmente está articulado con el jardín de infantes, respetando las etapas que vivirá el niño y estimulándolo a cada paso a alcanzar objetivos puntuales de su desarrollo.

No es raro sentir que el niño es demasiado pequeño y frágil como para dejarlo en un jardín. No es raro tampoco senitrse culpable.

Tenemos en mente que el niño no podrá vivr sin nosotras ni un solo minuto, que se va a sentir solo, y que no van a entender lo que necesita. Los chicos establecen nuevos vínculos en el jardín, luego sucede que en algunas cuestiones el comportamiento es muy diferente al que tienen en la casa y eso no suele causarnos mucha gracia tampoco.

Existe un período de adaptación en el que el pequeño se incorpora a la institución acompañado por su madre o padre, de manera gradual, comenzando con tiempos cortos que se van incrementando de a poco hasta completar el horario acordado.

Actualmente las maestras jardineras pueden especializarse para trabajar en un jardín maternal, esta visión aportará muchos beneficios, entre ellos está el hecho de que los chicos sean observados por maestras capacitadas para detectar cualquier tipo de signo que denote algún problema en el desarrollo congnitivo que a una madre en esta etapa le resultaría prácticamente imposible detectar. Otros beneficios tienen que ver con la realidad que el chico esté viviendo. Lógicamente será más sano ir al jardín que quedarse frente a un televisor todo ese tiempo, o estar al cuidado de un mayor que simplemente lo atienda y vigile, pero que no cree un espacio de juego y de estimulación para el pequeño. También la llegada inminente de un nuevo hermano puede ser un motivo que justifique ampliamente el ingreso al jardín.

Normalmente los niños disfrutan muchísimo del jardín maternal, y del contacto con sus pares, encuentran un espacio de pertenencia separados de su mamá, pero con la contención especial acorde a sus edades. Todas las actividades se presentan como un juego, y los grupos tienen una cantidad máxima de alumnos y docentes auxiliares, según lo establece el Estado.

Existen -por supuesto- las excepciones, hay algunos chiquitos que necesitan esperar un tiempo más para ir al jardín, fundamentalmente cuando el jardín maternal pertenece al edificio de un colegio de grandes dimensiones, o de gran cantidad de alumnos. Si se diera este caso es importante poder consultar a un profesional, psicopedagogo, psicólogo infantil o quien el pediatra considere, para verificar si por personalidad es recomendable que el niño asista a un jardín desde esa edad.

Generalmente los grupos son divididos de la siguiente manera: Los bebés desde 45 días hasta el año (aprox.) los deambuladores (de más de 1 año) y la más conocida sala de 2 años.

En el caso de los jardines estatales es preciso averiguar con la mayor antelación que sea posible, (inclusive antes del nacimiento) para lograr una vacante.

En los jardines y colegios privados, las inscripciones se abren entre Julio y Noviembre del año anterior.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here