Los recién nacidos suelen llegar al mundo con las uñas de los dedos de la mano bastante finitas y escamadas en su borde lo que las convierte en filosas. Es muy común que se arañen la piel (generalmente de la cara) e inclusive que les quede una marca durante algunos días.

¿Cuándo y cómo cortar las uñas al bebé?

No es aconsejable cortar las uñas hasta que el bebé haya cumplido un mes aproximadamente, para evitar riesgos en el caso de que se pudiera producir una pequeña lastimadura. Durante ese tiempo se recomienda utilizar una lima, idealmente alguna que sea de las que se utilizan para la piel de un adulto, y sino, las limas comunes utilizandolas del lado más suave.

Una vez cumplido el mes, ya se puede proceder a cortar las uñas con cortauñas o tijera. No es conveniente utilizar artículos diseñados para adultos, ya que el mayor tamaño y filo son potencialmente más “peligrosos” para el dedo de un bebito.

Recomiendo utilizar un alicate que tenga mango desmontable, ya que su base hace tope contra el dedo del pequeño y evita que el alicate avance, previniendo posibles cortes o pellizcos.

Hay de muchas marcas, en Argentina he utilizado el alicate con mango Babelito y me ha resultado perfectamente bien.

Leave a comment