Cuando sabemos que un bebé va a venir al mundo, hacemos los preparativos para poder recibirlo en nuestra casa, intentamos poner mucho empeño en la decoración y espacio para el bebé; pero muchos de nosotros no pensamos en la seguridad y acondicionamiento de nuestro hogar para evitar accidentes posibles del bebé dentro de la casa.

Muchas veces los muebles que compramos no suelen tener la seguridad necesaria para poder evitar cualquier accidente del bebé, sin conocerlo solemos comprar muebles bonitos pero con poca o ningún tipo de mecanismo de seguridad o diseñados especialmente diseñado para un bebé.


Otro problema que podemos encontrarnos al acondicionar el espacio de nuestro hogar para recibir al bebé son los muebles que hemos adquirido antes de llegada del bebé, quizas en ese momento sólo se pensaba en un hogar donde hiban a vivir adultos y no se prestó la más mínima atención a una posible llegada de un bebé y su seguridad dentro del hogar. Más adelante les daremos pistas para solucinar estos inconvenientes de una forma fácil.

Acondicionando cada espacio de nuestra casa

Acondiconando la habitación del bebé

Es quizas junto con el salón, la zona donde más tiempo pasará el bebé durante sus primeros meses de vida, será el lugar donde empiece a gatear, dar sus primeros pasos y su lugar preferido para jugar; es por ello que debe ser uno de los espacios a los que debemos prestar mucha atención.

Seguro que todo padre piensa en una cuna para el recién nacido, imagina la cuna más bonita para la habitación de su bebé; todo esto parece fantástico y muy bien, pero ahora pasemos a los datos a tomar en cuenta para hacer de la cuna un lugar seguro; en estos casos es mejor olvidarse de las cunas antiguas, esas que muchos abuelos suelen guardar para luego dárselas a los nuevos papás como obsequio y herencia (un regalo más emocional y de afecto). Las cunas de hoy en día vienen con diversos sistemas de seguridad para mantener cómodo y seguro al bebé; cuando compres una cuna debes comprobar que esté bien acolchada, pasa tus manos sobre las esquinas y comprueba si existen esquinas peligrosas para tu bebé o zonas donde ciertas piezas puedan causarle algún tipo de daño. No olvides que el higiene de una cuna es fundamental, muchas cunas son muy bonitas pero dificilmente se les puede realizar un correcto aseo y limpieza. Si compras una cuna adaptable al  crecimiento del bebé, es necesario comprobar que siga siendo segura cuando la usemos expandida.

Los muebles como el guardaropa o el armario de los juguetes deben ser con los bordes redondeados; te recomendamos olvidarte de los diseños con esquinas que puedan ser peligrosos para tu bebé. Intenta que sean seguros comprobando su estabilidad; para comprobarlo sólo necesitas hacer presión sobre las esquinas o los lados para saber si se comienzan a balancear; digo esto porque a los niños muchas veces les gusta colgarse de las esquinas de algunos muebles.

Acondicionando el salón de nuestra casa para recibir al bebé

Debes hacer lo posible para que sea una zona espaciosa; quizás tengas que sacrificar algún mueble de los que te gusta para sustituirlo por un corralito para el bebé y con el tiempo el espacio te servirá para que tu bebé pueda usar el andador (taca taca). Es importante cuidar al bebé de posibles caidas, para esto es necesario cubrir la zona de juego del bebé con una colchoneta sobre el suelo, en ella estará seguro de posibles caidas y resbalones que puedan terminar con el bebé lesionado.

Sin duda el salón es el lugar donde el bebé pasará gran parte de su vida en familia con las visitas de los abuelos, primos, tíos y demás amigos de la familia; por ello debe ser una zona muy segura ante posibles imprevistos y descuidos por parte de los miembros adultos de la familia.

Acondicionando la cocina: cuidado con esta zona

La cocina debe ser la zona en la que beberiamos intentar no estar con el bebé, es un  lugar bastante peligroso y casi siempre bastante reducido, lo cual podría facilitar que nuestro bebé coja algún artículo o instrumento peligroso que solemos tener en la cocina como cuchillos, tenedores, detergentes, agua caliente, etc.

Es importante saber que si queremos tener al bebé en la cocina, debemos tomar muchas precausiones pero una recomendación para todos los padres sería evitar estar con el bebé en la cocina mientras estamos cocinando, es en ese momento cuando tenemos menos vigilado a nuestro bebé y es cuando mayores peligros y accidentes puede sufrir nuestro bebé.

Acondicionando el baño: cuidado con los resbalones

Otra zona de cuidado es el baño, los suelos húmedos pueden acompañar potenciales zonas resbaladizas para el bebé, esto junto con las esquinas de los muebles que hay en el baño y que por lo general son de materiales robustos y bastante duros, puede ser considerada como un lugar tremendamente hostil para que un bebé pueda estar jugando o paseando por el baño.

preparar llegada bebe


Acondicionando enchufes, puertas y otra zonas de riesgo para el bebé

Los enchufes y las tomas de corriente pueden ser un gran peligros para nuestros curiosos bebés; cuando nuestro bebé comienza a caminar suele apoyarse en paredes y muebles para caminar, para el tema de los enchufes existen los protectores de enchufes fabricados de PVC y cuya función es cubrir los orificios de las tomas eléctricas con el fin de aislar el peligro ante el posible contacto con el bebé.

Esquinas de los muebles, para solucionar este problema existe en el mercado una serie de protectores esquineros hechos de materiales blandos y cuya función es proteger las esquinas y cubrirlas de un material suave ante posibles accidentes con las esquinas de los diversos muebles de la casa.

Puertas con cierre de seguridad pueden evitar que nuestro bebé se haga daño en las manos o dedos al cerrar la puerta, se pueden colocar en la bisagra superior para evitar el cierre total de la puerta. También existen otro tipo de cierre de seguridad que funciona al pegarlo en el suelo unos centímetros antes que la puerta cierre completamente, esto evita que el bebé se presione los dedos al cerrarse la puerta.

Puertas de seguridad para las escaleras o zonas de desnivel, impide el acceso del bebé a zonas de riesgo como las escaleras, son simples puertas que se despliegan para impedir el paso.

La TV en muebles altos, es importante evitar que los artefactos puedan estar al alcance del bebé, para ello podemos usar muebles altos donde podamos colocar la TV, el equipo de sonido y demás artefactos eléctricos.

Tijeras, cuchillos, tenedores y objetos pesados que puedan caer sobre nuestro bebé son potenciales instrumentos que pueden ocasionar muchos accidentes a nuestro bebé, por ello es necesario estar atento y no dejar al alcance de nuestro bebé cosas punteagudas, con filo en los bordes, objetos pesados y fáciles de deslizarse.

Leave a comment